Para los afectados por enfermedades óseas, como la osteoporosis, es fundamental la práctica de ejercicio físico tanto para prevenir su avance como para minimizar los riesgos de fractura.

Un ejercicio físico adaptado a sus especiales necesidades, como el que les brinda el método Pilates, que les procura múltiples beneficios. “Se trata de una actividad física sin riesgo de caídas o golpes, que hace trabajar los músculos y ayuda a compensar el desequilibrio entre reabsorción y formación del tejido óseo”, explica Emilie Baudoin, experta en Pilates en Divina Pastora Seguros.

Tanto es así, que este tema se ha convertido en el eje principal del IV Fórum Internacional de Pilates que se ha celebrado en Valencia, organizado por ANEP con el respaldo de Divina Pastora Seguros y al que han acudido 400 profesionales de esta disciplina y que ha  contado con la propia Baudoin entre el elenco de instructores invitados como ponentes.
Además, esta disciplina trabaja la reeducación postural y esto refuerza la máquina corporal en su conjunto, señala Emilie Baudoin, quien añade que con los ejercicios de Pilates el alumno con osteoporosis puede “trabajar de manera consciente su musculatura profunda, para devolverle el sostén muscular al esqueleto y las articulaciones, lo que reduce las probabilidades de caídas o de fracturas. En definitiva, mejoramos la postura, el equilibrio, la coordinación”.
Eso sí, indica la experta en Pilates de Divina Pastora Seguros, “hay que seguir unas reglas muy importantes, como tener conocimientos específicos de cada caso y las contraindicaciones porque hay que adaptar los ejercicios para personas con osteopenia u osteoporosis. Hay que recordar que el riesgo es grande, ya que se pueden producir fracturas óseas con facilidad”.
Recomendaciones del Pilates postural
En este sentido, las personas que padecen estas enfermedades tienen que practicar, un mínimo de dos veces a la semana, un Pilates adaptado, en el que se haga hincapié en ejercicios de fortalecimiento del tronco sin flexiones de columna y de trabajo postural, incluyendo el refuerzo muscular y la flexibilidad.
“Acudiendo a seminarios con entidades serias y reconocidas, dedicándole mucho tiempo e interés. Aplicando siempre el sentido común en base a conocimientos sólidos. Y tratando a los clientes con el respeto que se merecen en cuanto a no correr riesgos”, concluye Emilie….

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • veinte + catorce =