El Hospital de Torrevieja ha realizado recientemente una sesión formativa bajo el título “Osteoporosis y práctica clínica en atención primaria”.

Este curso se encuentra enmarcado en el II Plan de Prevención y Control de la Osteoporosis de la Comunidad Valenciana y en el Plan Estratégico de la Consellería: ESOSVAL, que tiene como objetivo principal mejorar la atención al paciente con Osteoporosis o con riesgo de presentarla (se adjunta programa). El curso está acreditado por la Comisión de Formación Continuada de la Comunidad Valenciana del Sistema Nacional de Salud.

La actualización de conocimientos y la mejora de habilidades son una necesidad permanente de los profesionales sanitarios para un adecuado ejercicio de su profesión, contribuye a la mejora del funcionamiento del sistema sanitario, a la satisfacción del paciente y a la de los propios profesionales.

La osteoporosis o mejor, su consecuencia natural, la fractura osteoporótica, es un problema de salud, que genera morbilidad y mortalidad, y que tiene repercusiones sanitarias, sociales y económicas, de gran calado.

La jornada formativa contó con la participación de casi medio centenar de médicos y enfermeras de las diferentes zonas básicas de salud que integran el Departamento. El objetivo es actualizar la formación de dichos profesionales en áreas detectadas de mejora y que ellos a su vez trasladen a los profesionales de sus respectivas áreas el conjunto de aprendizajes adquiridos.

Por su parte, profesionales de especialidades relacionadas con el abordaje de esta patología tales como Medicina de Familia, Reumatología, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Rehabilitación y Ginecología también ha profundizado en el abordaje de estos conocimientos con el fin de establecer un protocolo común de actuación con puntos básicos de mejora, así como la forma de hacerlos llegar a los profesionales hospitalarios y de centros asistenciales para su puesta en marcha.

La osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad “silenciosa” en la cual se debilitan los huesos y el paciente es más propenso a las fracturas. El hueso es un tejido vivo que se encuentra en constante estado de regeneración. Es decir, el cuerpo elimina los huesos viejos (denominado resorción ósea) y los reemplaza con huesos nuevos (formación ósea). Como resultado, los huesos se vuelven más delgados y más débiles en estructura. La osteoporosis es silenciosa porque no presenta síntomas. Puede llamar su atención sólo después de romperse un hueso. Cuando el paciente sufre esta enfermedad puede sufrir una fractura incluso después de una lesión menor, como una caída. Las fracturas más comunes ocurren en la columna, muñeca y cadera. Las fracturas de columna y cadera, en particular, pueden provocar dolor crónico (a largo plazo) e incapacidad.

El programa ESOSVAL

Seguir Leyendo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 2 + 18 =