Entrevista en Directo

SEiomm con Esperanza

Esperanza es una mujer vitalista. Madruga, va a rehabilitación, regresa para organizar su casa, camina “lo que pide el cuerpo”, cuida su dieta y mantiene una intensa vida social con sus amigas, con quienes se comunica por whatsapp. No siempre ha sido así desde que comenzó a someterse a tratamientos por osteoporosis, hace ya más de 30 años. Ha habido etapas algo más duras, con dolores y graves problemas de movilidad, según ha recordado en la entrevista que le ha hecho Nieves Herrero en su programa “Madrid Directo”, de Onda Madrid, y que resumimos en esta publicación. María Jesús Moro, vicepresidenta de SEIOMM (Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral) ha acompañado a Esperanza en esta visita a la radio pública madrileña.

“Tras una histerectomía total, a los dos meses de la operación, empecé con dolores en los antebrazos. He tenido tratamientos que me han ido bien, me he mantenido bien unos años, pero a partir del 2000 tuve una fractura importantísima, con ocho vértebras rotas por aplastamiento. Fue tremendo, sin caída ni nada. Al mover una macetita pequeña de geranios de un lado a otro de la mesa, me quedé casi sin respirar: estaba todo roto”.

Esperanza, 76 años, resume así el momento en que la osteoporosis comenzó a formar parte de su vida. En la fase aguda casi ni se movía en la cama: “Pero después la columna va cogiendo una postura y el cuerpo se va amoldando, aunque pierdes el tipo”, dice riéndose. De hecho esta mujer nunca pierde la sonrisa. En la conversación con Nieves Herrero lanza una serie de frases que sin duda supondrán un soplo de aire fresco para otras personas en su misma situación: “Lo importante es seguir aquí y luchando”, “el mundo no se cae por eso”, “hay que mirar siempre hacia adelante”, “cada día es un día más” o “mi cuerpo seguirá conmigo hasta el final”.

EL 80% DE PERSONAS QUE HAN TENIDO UNA FRACTURA OSTEOPORÓTICA NO ESTÁN DIAGNOSTICADAS

En la misma entrevista, la doctora María Jesús Moro recordó que “más del 80 por ciento de personas que han tenido una fractura osteoporótica no están diagnosticadas”. Habría por tanto que insistir en el diagnóstico precoz, a juicio de la vicepresidenta de SEIOMM: “Si empezamos por ese porcentaje habríamos avanzado bastante (…) Es muy penoso ver a pacientes con fracturas de cadera que no pueden caminar, que acaban en residencias”. La osteoporosis, además, “cambia la vida de las familias” y debemos tener en cuenta también “la mortalidad que conlleva”.

 

En la foto, de izquierda a derecha, las periodistas de Onda Madrid Rosa de Lima y Nieves Herrero; la vicepresidenta de SEIOMM, María Jesús Moro, y Esperanza, paciente de osteoporosis.