ScienceDaily (13 de noviembre de 2012) – Un estudio preliminar de 127 mujeres post-menopáusicas con terapia de reemplazo hormonal en Portugal sugiere que hay varios factores de riesgo asociados con la osteoporosis y las fracturas óseas que incluyen la edad, la baja densidad mineral ósea, un estilo de vida sedentario, el consumo de café y la ovariectomía.

Los detalles se informó a finales de este mes en la Revista Internacional de Ingeniería Médica y de Informática.

La osteoporosis es una enfermedad del esqueleto comúnmente asociada con una baja masa ósea y es predominante en ancianos, mujeres post-menopáusicas. Elza Fonseca del Instituto Politécnico de Bragança y sus colegas allí y en el Centro de Imagen Médica en Oporto, señalan que la osteoporosis era común en el grupo de mujeres portuguesas estudiado. Discuten datos de diferentes regiones geográficas con respecto a este problema de salud pública.

El equipo espera identificar los factores comunes y favorecer así el conocimiento sobre esta enfermedad ósea potencialmente debilitante y crítica. La relevancia clínica es que aquellos con la condición son altamente susceptibles a fracturas óseas, que pueden conducir a dolor, la hospitalización y discapacidad, en particular en el caso de la cadera, columna vertebral y fractura de la muñeca. De hecho, las fracturas relacionadas con la osteoporosis, por desgracia, a menudo vinculada a la muerte del paciente.

Densidad de masa ósea tal como se determina por la energía dual de rayos X (DEXA) se ha utilizado con frecuencia para determinar si un paciente particular, se incrementa el riesgo de fractura, sino que también proporciona un marcador cuantitativo para la osteoporosis, que se define como tener la DMO 2,5 desviaciones estándar por debajo de la media. La osteopenia, una condición de precursor a la osteoporosis, está marcado por una DMO 1,0 a 2,5 por debajo de la media.

Los investigadores señalan que, existe controversia entre los expertos con respecto al valor de la DMO como un criterio diagnóstico de osteoporosis. Explican que hay buena evidencia para apoyar la rentabilidad y la eficacia de la prescripción de fármacos preventivos temprano, pero no está claro en qué punto por debajo del umbral de esto debería ser. Su nuevo estudio sobre el estilo de vida y otros factores de riesgo debería pareja perfectamente con tales discusiones y permitir decisiones más informadas para hacerse con respecto al uso de fármacos en pacientes con signos de osteopenia, que puede, o no, llegan a desarrollar osteoporosis.

Historia de Fuente:

La historia anterior se reproduce a partir de los materiales proporcionados por Inderscience , a través de AlphaGalileo.

Nota: Los materiales pueden ser editados por el contenido y longitud. Para más información, por favor póngase en contacto con la fuente antes citada.

Diario de Referencia:

  1. Elza Fonseca et al fragilidad ósea en mujeres posmenopáusicas:.. Un estudio preliminar International Journal of Medical Engineering e Informática, 2012

Nota: Si no hay autor se da, se cite la fuente en su lugar.

Descargo de responsabilidad: Este artículo no está destinado a proporcionar consejo médico, diagnóstico o tratamiento. Las opiniones aquí expresadas no necesariamente reflejan aquellos de ScienceDaily o su personal.

feeds.sciencedaily.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • diecinueve − 6 =