“De declarar poco menos que una epidemia por su déficit a alertar sobre los problemas derivados de su exceso. Eso es lo que está sucediendo con la popular vitamina D, también denominada calciferol, con la que se ha pasado de llamar la atención sobre las necesidades de suplementación a advertir sobre los efectos perniciosos de su uso abusivo como ha hecho la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), que emitía un aviso por la sobredosificación con preparados de vitamina D tras haberse notificado casos de hipercalcemia en recién nacidos, lactantes y adultos, asociados a la administración excesiva de esta”.

Así comienza el artículo que el suplemento “A tu salud”, del diario La Razón, ha dedicado recientemente a la Vitamina D bajo el título: “Vitamina D, del déficit a la sobremedicación”. SEIOMM ha sido una de las entidades que han sido consultadas para la redacción de este reportaje, junto con el Consejo General de Colegios Farmacéuticos, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española de Nefrología (SEN), entre otros colectivos y profesionales.

Las declaraciones seleccionadas para el reportaje por parte de la doctora María Jesús Moro, vicepresidenta de SEIOMM, y de José Manuel Quesada, expresidente de SEIOMM, están relacionadas con la publicación en el «British Medical Journal», de un trabajo que habría puesto “en entredicho” la prescripción de colecalciferol “para potenciar la absorción del calcio frente a la pérdida de masa ósea”. En el mismo trabajo “se ponían en duda también sus supuestos efectos beneficiosos en la prevención del riesgo de fractura ósea y mineralización de los huesos”. El reportaje de “A Tu Salud” recuerda que el estudio concluía que “la suplementación de calcio y vitamina D podría no ser tan efectiva como se pensaba” y añade que “varios trabajos recientes sugieren que la suplementación con Vitamina D no previene fracturas o caídas ni tiene efectos significativos en la densidad mineral ósea. Por tanto –prosigue el artículo— no estaría justificado usar suplementos de Vitamina D para mantener o mejorar la salud ósea en la población sana”.

DOCTORES MORO Y QUESADA: “DEBEMOS INTERPRETAR CON CAUTELA ESTOS RESULTADOS”.

El reportaje incluye como se ha dicho las opiniones al respecto de los doctores Moro y Quesada: “Las conclusiones del trabajo, que es el comentario a un metaanálisis de Bolland publicado con anterioridad en ‘Lancet Diabetes Endocrinology’, deben interpretarse con cautela, porque en su elaboración tiene limitaciones intrínsecas o incluso errores, como se ha reflejado en varias cartas publicadas como respuesta a los autores, en la propia revista”. Estas conclusiones no deberían modificar la práctica habitual de suplementación con vitamina D y calcio combinados en pacientes que son deficientes en estos nutrientes”.

El artículo completo puede leerse en este enlace:

https://www.larazon.es/atusalud/salud/vitamina-d-del-deficit-a-la-sobremedicacion-FF23261598