Las cifras de infradiagnóstico de la osteoporosis, las ventajas de todo tipo de la implantación de las Unidades de Fractura en los hospitales y las graves consecuencias de las fracturas por fragilidad han sido algunos de los temas abordados en  “Osteoporosis y Fracturas por Fragilidad”, jornada que se ha celebrado en el Hospital del Mar de Barcelona. SEIOMM ha estado representada por su presidente, el doctor Josep Blanch.

SEIOMM Hospital del Mar

Para el presidente de SEIOMM es muy llamativo el hecho de que solo un 20% de los pacientes que se han fracturado la cadera sale con diagnóstico y tratamiento antiosteoporótico cuando recibe el alta hospitalaria: “Actuar en la primera fractura por osteoporosis con un tratamiento adecuado puede reducir el riesgo de fracturas adicionales en el futuro. Con una detección precoz y un tratamiento adecuado, que incluya una evaluación y tratamiento de la osteoporosis subyacente, se podrían minimizar las consecuencias de futuras fracturas”.

UNIDADES DE FRACTURA

El doctor Xavier Nogués, Jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital del Mar, se mostró también de acuerdo en la necesidad de extender la creación de Unidades de Fractura en los principales hospitales de España. La generalización de estas unidades permitiría mejorar las cifras de diagnóstico de la osteoporosis, además de disminuir la importante carga económica que suponen las fracturas por fragilidad: nada menos que 4.200 millones de euros en 2017. En 2030, según se recordó en el Hospital del Mar, el coste ascenderá a 5.500 millones.