Más de 550 profesionales relacionados con el abordaje y tratamiento de la osteoporosis se han reunido en el 9º ARC (Anual Review of Congreses), avalado por SEIOMM. “Es una iniciativa fantástica, uno de los programas de formación continuada en el mundo de la osteoporosis de mejor calidad”, explica el presidente de SEIOMM, doctor Josep Blanch, en el vídeo de presentación de la reunión. El programa permite que un clínico “en un día, pueda estar actualizado de todas las últimas cosas que han aparecido en el mundo de la osteoporosis, por eso la SEIOMM le ha concedido el aval”, afirma el doctor Blanch.

El 9º ARC ha combinado las presentaciones de paneles –que recogen los contenidos de los grandes congresos internacionales sobre osteoporosis— con los debates que han surgido con las preguntas formuladas por los participantes.

Según nos informa la organización del 9º ARC en Osteoporosis, avalado por SEIOMM, estos han sido los contenidos más destacados:

Relación entre microbioma intestinal y salud ósea

Las alteraciones del microbioma intestinal producen un deterioro de la fuerza ósea y de las propiedades materiales del tejido. Los cambios en la vitamina K secretada por el microbioma intestinal se asocian con un efecto negativo sobre la calidad del hueso. Por otra parte, se ha observado que las mujeres tratadas con probióticos mostraron una menor pérdida de DMO.

Las células senescentes conducen el proceso del envejecimiento y dentro del mismo a la pérdida de masa ósea asociada a la edad. Posiblemente amplifican la respuesta tisular de factores etiopatogénicos clásicos y participan de forma activa y con retroalimentación en el desarrollo de las metástasis óseas. Modular (“senomoduladores” o “senomórficos”) y limitar su presencia (senolíticos) será una clave a tener en cuenta en los próximos años.

Senescencia y envejecimiento óseo

Numerosas enfermedades degenerativas crónicas vinculadas con el envejecimiento están reguladas o dirigidas por el incremento de células senescentes. Disminuir su presencia o combatir el fenotipo inflamatorio SASP (fenotipo secretor asociado a la senescencia) que expresan se ha demostrado experimentalmente que alarga la supervivencia.

Tratamiento en los más mayores

Está científicamente demostrada la eficacia de los fármacos para la osteoporosis en la reducción del riesgo de fractura también en los más mayores, siendo la evidencia más débil en la prevención de fractura de cadera. La reducción absoluta del riesgo de fractura es mayor en los más mayores.

Ejercicio y cribado

El entrenamiento mediante ejercicio de fuerza con un estímulo de carga a altas velocidades más ‘dual-task functional power training’ (DT-FTP) reduce el riesgo de caídas múltiples y mejora la potencia muscular, la movilidad y la capacidad de realizar tareas dobles en personas mayores con riesgo de caerse que viven en ‘retirement villages’.

El metanálisis ‘The effect of screening of high fracture risk and subsequent treatment on osteoporotic fractures’ incluye tres grandes estudios realizados en atención primaria con mujeres mayores, preseleccionando a aquellas de alto riesgo y realizando densitometría y tratamiento, si procede. La conclusión es que el cribado es efectivo en reducir fracturas osteoporóticas, principales y de cadera. Sin embargo, pese a saber del riesgo inminente de fractura que sigue a la primera fractura, la brecha terapéutica continúa con valores no aceptables,  por lo que se requieren urgentemente intervenciones de prevención secundaria en Europa.

Iniciativa ‘prevención de fracturas secundarias’

En 2016, la ASBMR lanzó una ‘Llamada a la Acción’ clara: intensificar los esfuerzos para identificar y tratar pacientes de alto riesgo. Durante 2017 y 2018 se pusieron en marcha un plan estratégico y un plan de acción centrados en la prevención secundaria. Actualmente estamos en el momento de la creación de alianzas con organizaciones internacionales: IOF (International Osteoporosis Foundation, con 2 iniciativas: Capture de Fracture y Global patient Charter). FFN (Fragility Fracture Network: Global Call to Action), bajo el principio general de que todo paciente, hombre o mujer, mayor de 65 años con fractura de cadera o fractura vertebral debería ser atendido por un equipo multidisciplinar para asegurar que es correctamente evaluado y, si procede, tratado para reducir el riesgo de nueva fractura.

Recomendaciones

  • Comunicar al paciente de manera comprensible la importancia de la fractura osteoporótica y la posibilidad de reducir el riesgo de nuevas fracturas.
  • Asegurar que el médico de Atención Primaria del paciente está al corriente de la fractura que ha padecido este.
  • Evaluar periódicamente el riesgo de caídas en estos pacientes.
  • Ofrecer tratamiento en prevención secundaria para reducir el riesgo de nuevas fracturas.
  • Seguimiento y reevaluación rutinaria de los pacientes que han sufrido una fractura de cadera o vertebral.
  • Otras recomendaciones: derivación de determinados pacientes, medidas no farmacológicas y cuándo interrumpir el tratamiento, entre otras.

Brechas en el tratamiento de la osteoporosis, según la IOF

La perspectiva de la International Osteoporosis Foundation (IOF) en relación con los cambios necesarios a nivel global para crear soluciones a las brechas actuales en cuanto a la salud ósea y el tratamiento de la osteoporosis se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Identificación y manejo
  • Prevención secundaria de fractura.
  • Prevención primaria en aquella personas con alto riesgo.
  • Dudas en duración de tratamiento.
  • Concienciación pública
  • Importancia adherencia terapéutica.
  • Concienciación balance riesgo/beneficio del tratamiento.
  • Sistema de salud y política sanitaria
  • Acceso y reembolso a pruebas y tratamientos.
  • Priorización de prevención de fractura en Planes Nacionales de Salud.

Desde la IOF se ha lanzado una nueva campaña, denominada Global Patient Charter, a la que se han sumado 65 sociedades y para la que se han recogido más de 3.300 firmas. La campaña está dirigida a pacientes, personal sanitario y autoridades sanitarias

Llamada a la acción global para las fracturas por fragilidad

Para convertir la llamada global a la acción en una acción real que se traduzca en resultados, es urgente actuar en los tres puntos siguientes:

  • Atención aguda al paciente con fractura, a través de un equipo multidisciplinar.
  • Prevención secundaria lo más precoz posible.
  • Atención postaguda y rehabilitación funcional.

2020-2030: La década del envejecimiento saludable

La OMS ha declarado la década 2020-2030 como la del “envejecimiento saludable”. Esta iniciativa pretende:

  • Que todas las sociedades implicadas compartan mensaje común.
  • Que la atención sea en el momento (“tiempo”) adecuado, por el profesional adecuado para optimizar los resultados del paciente, con la mejor recuperación funcional y la prevención de caídas y nuevas fracturas.
  • Equipos multidisciplinares para responder a las necesidades de las personas que sufren fracturas por fragilidad.