Hoy en día estos conocimientos están más cercanos a los clínicos que al propio inmunólogo, al que estos conocimientos le son un poco ajenos porque no ve la participación del sistema inmune en el hueso, por lo que habrá que estimularle para que él también se beneficie del conocimiento y las líneas de trabajo e investigación que puedan surgir en un futuro.

Más información